miércoles, 14 de noviembre de 2012

"El niño de la bota infortunada". Historias de Santa Clara.

 
Esta fuente  mas conocida popularmente como “El niño de la bota” aunque el nombre real  de la escultura es "El niño de la bota infortunada" fue instalada en el parque  Leoncio Vidal en Santa Clara,  el 15 de julio de 1927, en homenaje al aniversario 238 de la fundación de la villa.

                           
                                                 Foto de la época.
 
Los proyectos realizados para la construcción del parque tuvieron varias modificaciones hasta  que se aprobó el definitivo, el 18 de abril de 1921. En este proyecto se contemplaba la inclusión de una pequeña fuente y para esto se buscó en catálogos, ideas o figuras que aportaran belleza o singularidad a la misma. La figura del “Niño de la bota infortunada”  se encontró en un catálogo de sugerencias de una famosa casa de venta de objetos de artes, la  J.L. Mott Company, de New York. La estatua estaba realizada en calamina y fue fabricada en serie, lo que hace suponer que no es la única en el mundo, su  coste fue de $747.32. Representa a un niño de 6 ó 7 años con gorra y hace alusión a los niños que durante la guerra de secesión de los Estados Unidos utilizaban sus botas para llevar agua a los heridos y enfermos de la contienda.
 
A principios de 1959 la fuente es trasladada unos metros más al oeste, casi enfrente al teatro “La Caridad”, con este traslado fue remodelada la forma de la misma, utilizándose granito gris y verde en la nueva construcción. Con el trascurso de los años la estatua sufrió varios actos vandálicos, la bota fue arrancada y robada,  en otra ocasión sus pies tambien fueron mutilados. En 1969, se decide retirarla del sitio por el aspecto tan deteriorado de la misma. Los fragmentos del original son envíados al Museo Provincia de Villaclara, el 7 de octubre de 1970.

En 1989 con motivo del 300 Aniversario de la Fundación de la Ciudad, y por las labores de restauración y embellecimiento de la ciudad de Santa Clara, se le encargó al escultor José Delarra una réplica en bronce de la estatua y se recuperó la forma  inicial de la fuente.
 
Fuente en la actualidad.